Perón y los dictadores latinoamericanos – III – Perón y Stroessner

Dime con quién andas, y te diré quién eres

(antiguo refrán español)

En la entrada anterior de esta serie  contamos que Perón planeaba volver al Paraguay en 1954 con  los trofeos de la Guerra de la Triple Alianza, buscando aumentar su gran influencia sobre el gobierno de Federico Chaves. Sin embargo, poco antes de su visita, un golpe de estado entronizaba en el poder al General Alfredo Stroessner.

Hay quien dice que el líder justicialista ayudó al futuro dictador paraguayo a llegar al poder, lo que habría originado una amistad duradera entre ambos. Sin embargo, según García Lupo [1] esto solo es una “inconsistente fabricación histórica” sostenida por muchos peronistas. Si bien autores que no simpatizan con el General han creído en esa amistad[2], la misma no parece ser sincera sino más bien una cuestión de conveniencia.

Lo que si es cierto es que la dictadura de Stroessner duraría 35 años y que ambos militares mantendrían una relación llena de halagos y honores mutuos, que, fuera sincera o no, duraría hasta la muerte de Perón. Muerto Perón, muchos dirigentes peronistas mantendrían un estrecho contacto con el dictador paraguayo[1].

La caída de Federico Chaves [3] : La situación interna del Paraguay era muy compleja.

presidente-federico-chaves-y-domingo-peron-carlos-gomez-florentin-ct-portalguarani
El presidente Chaves y un abrazo con Perón

Desde el fin de la guerra civil en 1947, el partido colorado monopolizaba el poder y todas las otras fuerzas políticas estaban desintegradas o en el exilio. El atraso y la pobreza eran enormes y persistía la rivalidad entre fracciones y las ambiciones personales de los políticos colorados, lo que llevaba a enfrentamientos incluso dentro del gobierno.

La enorme influencia de la amante de Chaves acentuaba la sensación de descomposición: “… todos los negocios posibles, legales o no, pasaban por el cedazo inevitable de Isabelita Vallejos, la amante del septuagenario presidente Chaves, ante la cual los agentes económicos debían desfilar con el fin de obtener una venia.”

Dentro del gobierno, Chaves enfrentaba la creciente influencia del muy popular Epifanio Méndez Fleitas, a quien un informe diplomático argentino describía como “…gran amigo de nuestro país y sincero admirador del general Perón…admirador de nuestro justicialismo, al que pretende implantar en el Paraguay.”  Méndez Fleitas era presidente del Banco Central y tenía como “… enemiga temible”  a la amante del presidente.

general-alfredo-stroessner-asumiendo-la-comandancia-del-ejercito-1954-portalguaraniEn el ejército también había divisiones. Estaban los que apoyaban decididamente a Chaves en su puja con Méndez Fleitas, los que estaban con este, los que sentían disgusto por la relación con Argentina y los que, como el ya Comandante del Ejército Alfredo Stroessner, apodado el rubio, aspiraban al poder.

A principio de 1954 los acontecimientos se precipitaron. La presión de los militares chavistas, que encabezaba el Coronel Ferreira, Jefe de la Caballería,  forzó la renuncia de Méndez Fleitas y su alejamiento de la capital. Sin embargo, mantenía su influencia dentro del Partido Colorado, pasando a ser pieza importante de la oposición a Chaves.

Stroessner se mantuvo al margen, aunque se dice que calladamente fomentó el despido de Méndez Fleitas[4], pero en los meses siguientes fue creciendo su enfrentamiento con Ferreira. El 3 de mayo un incidente menor, en que no se respetó su autoridad, lo convenció de actuar contra el presidente. También en el Partido Colorado se buscaba derrocar a Chaves, dado el grado de descomposición de su gobierno.

Pujaban entonces por el poder los militares que seguían a Stroessner, quién no estabaepifanio-mendez-fleitas-asume-presidencia-BCP-alfredo-stroessner-1954-portalguarani dispuesto a resignar sus aspiraciones, y muchos dirigentes del Partido Colorado, que querían un presidente civil. Stroessner buscó entonces el apoyo de Méndez Fleitas. La intervención de este, de gran influencia en el partido, logró que finalmente Stroessner fuera candidato a Presidente, tras un breve interinato de un civil aceptable para todos. Mendez Fleitas volvió, por poco tiempo, a dirigir el Banco Central.

El 15 de Agosto, tras elecciones con candidato único, como era habitual, Stroessner asumía como Presidente constitucional, cargo que no abandonaría por 34 años, cuando debió exiliarse en Brasil.

Perón y el ascenso de Stroessner: Del relato anterior, no resulta ninguna intervención de Perón en el acceso de Stroessner al poder. Garcia Lupo[1] confirma esta opinión, basándose en la información de los diplomáticos estadounidenses en Paraguay[5].

Por el contrario, como otros autores [6][7], cree que Stroessner era más próximo a Brasil que a la Argentina. Así, para Zanatta[8] la llegada al poder de Stroessner representó el fin de las intenciones expansionistas de Perón, siendo Brasil el gran obstáculo a las mismas. Según este autor, Perón enfureció al conocer el golpe contra Chaves, considerando que era una operación conjunta de Brasil y los EEUU.

Sobre el papel de los EEUU hay visiones diversas, aunque nadie duda de la simpatía de Stroessner por ese país. Mora y Cooney[9] no cdreen que la diplomacia estadounidense haya colaborado con el golpe. En cambio para Nickson[10] cree que “el Gobierno de EE.UU. apoyó con fervor y quizás fue cómplice del derrocamiento de Chaves”. Stroessner sería un estrecho aliado de EEUU en el marco de la Guerra Fría.

Quizás el equívoco sobre el apoyo de Perón se deba a la presencia de Méndez Fleitas y otros simpatizantes del peronismo. Aquel recuperó su puesto en el Banco Central y el manejo de la economía,  Sin embargo,  esas presencias se explican por la necesidad circunstancial de Stroessner de negociar con ellos para llegar poder. La alianza entre Méndez Fleitas y Stroessner pronto se volvió enfrentamiento.

Una vez que Stroessner se asentó en la presidencia y, sobre todo, que cayó Perón, el destino de Méndez Fleitas fue claro. En diciembre del 55 él y sus seguidores debieron resignar sus puestos en el gobierno y poco después tuvo que exiliarse en Uruguay[4]*.

La dictadura de Stroessner: Stroessner gobernó Paraguay con mano de hierro durante 35 años. Esta historia se puede seguir en los trabajos del profesor de la Universidad de Birmingham A.Nickson [10][11][12]que son un excelente resumen de los hechos y la naturaleza del stronato. También es muy ilustrativa la consulta del Informe Final de la Comisión de Verdad y Justicia(CVJ) [13][14] que actuó entre 2002 y 2008.

Los pilares del régimen: Para Nickson el poder de Stroessner descansó en su estrecha alianza con el Partido Colorado y las Fuerzas Armadas, consolidando una relación que se remontaba a la guerra civil de 1947 (ver la primera parte de esta serie). Como Jefe de Estado,  Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y Presidente Honorario del Partido Colorado, el mismo dictador era pieza clave de esa alianza.

Stroessner no era carismático pero se desarrolló un fuerte culto a su persona: su nombreAlfredo_Stroessner_1963_Paraguay_stamp en una ciudad y edificios públicos; su fotografía en todas las oficinas; la peregrinación anual de miles de personas por su cumpleaños; mucha propaganda alabándolo etc. Pero a diferencia de otros dictadores, este culto se extendía a la alianza con el Partido Colorado y las FFAA para mantener la«Paz y Progreso», ubicuo eslogan del régimen.

El Partido Colorado fue profundamente remodelado. De tradicionalista, clientelista, lleno de divisiones y caudillos, se volvió una máquina política jerárquica y disciplinada, absolutamente leal a Stroessner. Las ordenes bajaban de una Junta Central a una extensa red de seccionales y subseccionales que cubría el país. Los líderes locales manejaban el acceso a la burocracia y al nivel nacional. La afiliación beneficiaba aún al más pobre en su trato con el Estado . Los pyragüé, o incondicionales, vigilaban estrechamente las actividades de cada localidad.

La afiliación era obligatoria para funcionarios públicos, maestros, médicos y la mayoría

intendente-fernandino-alaba-stroessner-acto-politico
Stroessner en acto del partido colorado

de los profesionales empleados por el Estado. Ni los más altos niveles judiciales se salvaban de esta extrema politización. El Partido Colorado se convirtió en el «Partido del Estado», lo que explica que, caído Stroessner el Partido siguió gobernando hasta 2008.

Las Fuerzas Armadas fueron totalmente desprofesionalizadas y partidizadas. Los oficiales debían afiliarse al Partido Colorado y varios integraron su conducción. El ingreso al Colegio Militar se restringió a hijos de miembros del Partido. Se reservó a generales varios Ministerios clave (Defensa, Hacienda, Obras Públicas). En cada elección, las FFAA anunciaban públicamente su apoyo a Stroessner.

Los mecanismos del régimen: A los tres pilares descriptos, Nickson suma cinco mecanismos que aseguraron la longevidad del régimen:

Una fachada democrática con la existencia de un parlamento con varios partidos políticos. Repetidas elecciones fraudulentas permitían la reelección de Stroessner. Cada cinco años había elecciones, con partidos de oposición legales pero domesticados. Por ejemplo, en 1963 fue reelecto contra un candidato títere que, como premio, fue nombrado embajador en el Reino Unido.

_606_573_1478653Se fomentó que fracciones de los partidos opositores reconocieron al régimen a cambio de bancas parlamentarias. Así logró su ayuda en varias enmiendas constitucionales, que daban mayor poder al ejecutivo y permitían nuevas reelecciones hasta ser finalmente un virtual presidente vitalicio.

Manteniendo la separación formal de los poderes, el Judicial y el Legislativo eran virtuales apéndices de un Ejecutivo que actuaba arbitrariamente. Esta pretendida legalidad fue clave en la defensa por las graves violaciones a los derechos humanos.

Tenía un papel central el omnipresente sistema represivo.  No hubo ni unidades policiales paralelas ni milicias clandestinas. Los organismos formales y visibles del Estado fueron los violadores de los derechos humanos. Se torturaba en los cuarteles de la policía y los presos estuvieron en comisarías policiales.

pastor-milciades-coronel-simbolo-de-la-represion-que-identifico-al-gobierno-de-alfredo-stroessner-_419_573_1401588
Pastor Milciades Coronel, Jefe de la DIPC durante la dictadura. Fue condenado y murió en la carcel.

El Departamento de Investigaciones de la Policía de la Capital (DIPC) y la Dirección Nacional de Asuntos Técnicos (DNAT), coordinaban las actividades de inteligencia, contrainteligencia y represión. Los pyragüés vigilaban las posibles actividades opositoras en la administración pública, la diplomacia y las seccionales del Partido.

Durante casi todo el período había unos cien presos políticos de larga duración, la mayoría del Partido Comunista. En épocas de mayor descontento político (1960, 1976 y 1980) había detenciones masivas. Se hacía «represión preventiva»: al menor indicio de oposición armada (hubo varios intentos, todos fracasados) se respondía con arrestos, interrogatorios, torturas y encarcelamiento de parientes, amigos y/o vecinos de los sospechosos. La detención breve y con torturas era norma. Las frecuentes redadas, y los ubicuos pyragüé, crearon una cultura de miedo, desconfianza y auto censura.

descarga (1)
En el archivo del terror se encontraron miles de fichas personales y otros documentos de la represión

A diferencia de otros países había una detallada documentación de la actividad represiva. Por ello, en 1992 se encontró un archivo con dos toneladas de documentos que resultó terminante. El archivo del terror  mostró varios aspectos de la violación de los derechos humanos:
* la tortura era práctica policial común con los presos políticos. Incluso se ha señalado la presencia del mismo Stroessner presenciandolas[15]
* los detenidos desaparecidos fueron asesinados y llamados «empaquetados»
* los líderes opositores, dentro o fuera del país, eran celosamente controlados

paraguay01_250
Ficha de Martín Almada, ex-preso político que descubrió el archivo del terror

* Stroessner era informado regularmente, por escrito, sobre la represión
* los pyragües formaban una red extensiva de informantes para la represión
* La Operación Condor permitió el secuestro de varios opositores en el exilio

Las violaciones de los derechos humanos bajo Stroessner  fueron investigadas por la Comisión de Verdad y Justicia (CVJ)[13]. En las conclusiones de su informe final[14] se lee “Teniendo en cuenta las violaciones sufridas, las 20.090 víctimas directas de las violaciones de derechos humanos se distribuyen así: 19.862 personas que fueron detenidas en forma arbitraria o ilegal;  18.772 que fueron torturadas; 59 ejecutadas extrajudicialmente; 336 desaparecidas y 3.470 exiliadas…en estas cifras existe un enorme sub-registro de exilio y de otras formas de violencia, como las violaciones de derechos contra mujeres y niñas y la violación  sexual.”

La Comisión pudo “…reconstruir parte de la experiencia de niñas de entre 13 y 15 años que

images
Stroessner y Pinochet

fueron sacadas de sus casas, mantenidas en régimen de esclavitud sexual, a veces durante años, por parte de altos cargos militares de la dictadura.” La participación del mismísimo Stroessner en estas actividades ha sido señalada por una víctima[16].

Al relacionar las cifras con la población se concluyó que las desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales “…porcentualmente son superiores a las de Uruguay y Brasil, muy cercanas a las de Chile y solo inferiores a la Argentina…” Se señaló también que el aparato represivo de Stroessner “participó en matanzas de pueblos indígenas y permitió la trata de niños y niñas indígenas.”

descarga
Stroessner y Videla

Al caer Stroessner ningún periódico opositor circulaba legalmente. El principal, ABC Color, había sido cerrado en 1984 y el único semanario opositor, El Pueblo, en 1987. Los dos canales privados de televisión eran de allegados cercanos a Stroessner. La autocensura amordazó a las radios, lo que se reforzó por el castigo a las únicas dos emisoras que habían osado cuestionar al gobierno.

La corrupción institucionalizada fue fundamental para mantener el régimen.  El sector público resultó un botín de cuyos recursos Stroessner y sus acólitos dispusieron como propios. El dictador tuvo también la precaución de atraer al pequeño sector privado con licitaciones para proveer bienes al sector público.

Assinatura do Tratado de Itaipu
Pinochet firma el tratado por Itaipu

Los políticos se beneficiaban con altísimas coimas (del 10 al 20%) en los contratos  de construcción. Se sospecha que en las negociaciones con Brasil por la represa de Itaipú los funcionarios recibieron grandes sobornos por acordar términos contrarios a los intereses del Paraguay. El Consorcio Nacional de Empresas Paraguayas (CONEMPA) tuvo el casi monopolio de los contratos ganados por empresas paraguayas, con 1.475 millones de dólares entre 1973 y 83. CONEMPA fue acusada de sobrefacturación y coimas a los líderes del régimen.

La corrupción aseguró el apoyo militar. Oficiales en funciones tenían actividades comerciales y la jerarquía militar se dedicaba a sus propios negocios. El uso de equipos, insumos y mano de obra de las FFAA (camiones, máquinas viales, gasolina, conscriptos…) con fines privados era normal. El contrabando a Brasil y Argentina y el tráfico de armas y narcóticos eran actividades principales de la jerarquía militar.

Varios generales controlaban el contrabando de cigarrillos y whisky, hecho al que el

un-hombre-traslada-cubiertas-de-contrabando-a-traves-del-rio-parana-desde-el-lado-paraguayo-hacia-brasil-_943_573_1206593
lancha contrabandista entre Paraguay y Brasil

mismo Stroessner llamó en una entrevista «el precio de la paz». El contrabando se amplió  y diversificó tanto que, en 1988, el Banco Mundial estimó que las importaciones y exportaciones no registradas eran iguales o mayores que las legales. En Argentina esto era vox populi.

El narcotráfico enturbió las relaciones con

andres_rodriguez_pedotti
El General Rodriguez, acusado de narcotráfico y futuro presidente

EEUU, al vincularse a varios jerarcas militares con el mismo. Encabezó la lista el Gral. Rodríguez, segundo de las FFAA, que quedó en la lista negra de la DEA con ingreso prohibido a EEUU. También el tráfico ilegal de armas, otorgó ganancias a la cúpula de las FFAA. Así, Paraguay fue acusado por EEUU de haber roto el boicot de armas a Irán y el embargo que sufría Sudáfrica por  el apartheid.

Al caer Stroessner, se embargaron activos de 36 ex-oficiales por 550 millones de dólares, el 25% de la deuda externa del país. Se recuperaron soló 12 millones.

El Instituto de Bienestar Rural (IBR), encargado de promover la reforma agraria, concedió a precio vil grandes extensiones de tierra fiscal a dirigentes de las FFAA y el Partido Colorado. La Comisión de Verdad y Justicia encontró que sobre un total de 12.229.594 hectáreas otorgadas el 64% de estas tierras lo había sido irregularmente y violando la legislación vigente

Stroessner utilizó muy hábilmente un discurso nacionalista, reivindicando la tradición colorada y a los derrotados en la Guerra de la Triple Alianza. Así se presentó como sucesor de Solano López. También se hizo llamar el Segundo Reconstructor, recordando al Primer Reconstructor, el presidente colorado Bernardino Caballero (1880-1886),a quién  la mitología del partido atribuyó haber restablecido la economía deshecha por la guerra.

Estas ideas fueron extensamente difundidas por la educación pública, la propaganda oficial y la prensa influyendo notablemente en sectores populares. Paradójicamente, si López defendió al Paraguay de Argentina y Brasil, bajo Stroessner hubo una notable penetración brasileña, incluyendo más de 250.000 colonos brasileños en la región fronteriza del este del Paraguay.

roberto paredes stroessner intentona golpista del 56 portalguarani
Stroessner y Eisenhower

Como dije antes. puede discutirse si EEUU participó del golpe contra Chaves, pero son indiscutibles los fuertes vínculos de Stroessner con las FFAA norteamericanas. También es indudable que el apoyo de EEUU fue clave en el mantenimiento del régimen. A cambio Stroessner mantuvo su postura anticomunista en plena Guerra Fría. Entre 1954 y 1960, Paraguay fue el tercer destinatario de ayuda norteamericana en Latinoamérica a pesar de que mucha de esta ayuda la aprovechó la corrupción.

descarga (2)
Stroessner y Johnson

EEUU también participó en el establecimiento de la DNAT, uno de los principales focos de la brutal acción represiva. Solo cuando el régimen entró en descomposición, EEUU comenzó a apoyar la democratización del Paraguay. Sin embargo, aún cuando el Gral. Rodriguez, brazo derecho de Stroessner, estaba envuelto en el tráfico de drogas, hicieron la vista gorda cuando lo derrocó y lo reconocieron rápidamente como nuevo Presidente. Con ello, se demoró el proceso de democratización y el Partido Colorado siguió en el Gobierno por veinte años más.

La devolución de los trofeos: Como dijimos antes, cuando Perón planeaba visitar al Presidente Chaves llevando los trofeos de la Guerra de la Triple Alianza, se encontró con la sorpresa de la caída del Gobierno y el ascenso de Stroessner. Probablemente el General, que de ingenuo no tenía nada, sabía que esto era un golpe para su influencia en el país vecino, pero tuvo que hacer de tripas corazón y postergar su viaje.

recepción perón stroessner
Uniformes de gala y medallas en la visita de Perón a Asunción

Perón llego el 15 de agosto, horas después de la jura de Stroessner como presidente. Se estrecharon en un abrazó. Luego fue recibido en el Palacio de Gobierno y por la noche hubo un agasajo en el club Cerro Porteño. Al día siguiente fue la entrega de los trofeos, con desfile incluido, en medio de un gran entusiasmo popular. Los dos presidentes se prodigaron en elogios mutuos y Stroessner anunció que por Ley del Congreso se había

multitud
una multitud en el acto de entrega de los trofeos

designado a Perón “ciudadano honorario” del Paraguay. El pueblo presente celebraba alborozado al grito de “Perón paraguayo” y este saludaba con los brazos en alto. Más tarde se leyó el decreto simbolosque lo nombraba “general de división honoris causa” del Paraguay[17]. Fue entonces que Perón donó su sable de general al Paraguay para que “si algún día esta noble tierra llegara a necesitar los servicios de un humilde soldado, sepáis que he de tomarlo para morir por vosotros.”

Poco después,  el gobierno argentino editó un par de
folletos de propaganda sobre la visita mientras que el gobierno paraguayo emitió un sello postal con la cara de los dos presidentes. Uno de los folletos, PERÓN Y STROESSNER, SÍMBOLOS DE PAZ, lleva en la portada una foto del abrazo entre ambos presidentes y enforjadores su interior reproduce un discurso de cada uno[18]. El otro se titula FORJADORES DE LA HERMANDAD ARGENTINO-PARAGUAYA y puede leerse en Internet[19] . En la portada otra foto del abrazo de Perón y Stroessner. Comienza con un texto laudatorio que califica a Perón como  “Intérprete y alma de la solidaridad de los Pueblos americanos” (modestia aparte) y a ambos presidentes como “dos hombres que determinan el nuevo espíritu americano, fieles a las gloriosas tradiciones patrias, síntesis de las virtudes de sus Pueblos”. Finalmente, reproduce algunos de los discursos pronunciados en esos días y las leyes y decretos honrando a Perón.

Conociendo lo que fue después la tiranía de Stroessner, resultan chocantes tantos elogios y abrazos. Como excusa puede decirse que su gobierno recién empezaba y que no se podía imaginar lo que vendría después. Sin embargo, como veremos más adelante, Perón mantuvo hasta su muerte la misma actitud elogiosa respecto del dictador paraguayo.

L.Brezzo, la historiadora argentina que se ocupó de la devolución de los trofeos al Paraguay[20], señala que si bien el gesto de Perón hacia el Paraguay tuvo un fuerte impacto inicial, el mismo fue breve. En efecto, a partir de entonces la influencia de Argentina sobre Paraguay fue disminuyendo mientras se estrechaban las relaciones del país vecino con Brasil.

Perón asilado en Paraguay: La historia del asilo de Perón en Paraguay es demasiado

1955-003
Perón rumbo al exilio

conocida como para detenernos mucho en ella [21][22]. Vale la pena saber que Perón solo estuvo exactamente un mes en Paraguay y que hay evidencias de que Stroessner no estaba nada a gusto con la presencia de su amigo. Esto es lo que piensa, por ejemplo, Garcia Lupo[1] en base a informes diplomáticos estadounidenses. Incluso hay versiones de que el gobierno paraguayo fraguó algunos incidentes para asustar a Perón sobre la posibilidad de atentados llevándolo a abandonar rápidamente el país[1][23].

En efecto, pronto Perón manifestó su deseo de irse rumbo a la Nicaragua que gobernaba su amigo Anastasio Somoza. Stroessner no dificultó su alejamiento y facilitó un avión piloteado por su piloto personal y as de la aviación paraguaya, Leo Nowak. Pero este viaje ya es otra historia.

Intermedio: Durante el tiempo que Perón estuvo en el exilio, siempre mantuvo contactos con Paraguay. De hecho, según Larraquy[24], antes de ir a España Perón intentó volver a radicarse en Paraguay pero, a pesar de su ciudadanía honoraria, las presiones de EEUU llevaron a Stroessner a no permitírselo.

Por varios años mantuvo contacto con Ricardo Gayol, un argentino que lo había alojado en su casa de Asunción durante los días que pasó allí y a quién entregó “el poco dinero que poseía” para que se lo administrara. Como fruto de las inversiones de Gayol, Perón recibiría posteriormente la suma de 1500 dolares cada tres meses**. La correspondencia sobre este tema duró hasta que Perón se estableció en España, momento en que pidió y obtuvo la devolución del dinero depositado [25]

Para la famosa “Operación Retorno” de 1964 ( melodrama peronista al decir de J.Page)

26670
Perón y su comitiva de vuelta en España

Perón viajó con pasaporte paraguayo a nombre de Juan P. Sosa. También la dirigente Delia Parodi, que lo acompañaba usó un pasaporte paraguayo falso, pasando por su esposa. Se suponía que la frustrada operación lo llevaría al Paraguay si había problemas para entrar en la Argentina. Parece que al General Stroessner no lo hacía muy feliz esta posibilidad, pero no tendría más remedio que recibirlo al ser nada menos que ciudadano y general honorario del Paraguay. Pero Perón no llegó hasta allí, ya que el gobierno de Brasil lo detuvo en la escala en Río de Janeiro y lo mandó de vuelta a España[26].

descarga (4)
Jorge Antonio, amigo y financista de Perón

Una de las consecuencias del frustrado retorno fue que Franco expulsó de España a Jorge Antonio, el amigo y financista de Perón, quien se radicó y vivió por años en Asunción. Al año siguiente, Perón envió a su esposa María Estela Martínez, más conocida por su antiguo nombre artístico Isabel, llevando una carta para Stroessner. La emisaria de Perón estuvo cerca de un mes en la capital paraguaya, alojada en casa de Jorge Antonio y recibiendo a un gran número de militantes y dirigentes peronistas que llegaban para entrevistarla[22][27].

No fue Jorge Antonio el único personaje conocido del peronismo que estuvo asilado en Asunción. Por ejemplo, cuenta Yofre [25] que en la misma casa que había habitado Perón vivirían después Andrés Framini, Américo Barrios, John W. Cooke, Vandor y Delia Parodi. También es sabido que en Paraguay se refugiaron los conocidos torturadores de la Sección Especial Amoresano, Lombilla y los hermanos Cardoso.

Paraguay y el retorno de Perón: Finalmente se produjo el tan esperado como temido

55947948583e8_750x455
Perón de regreso en la Argentina

retorno de Perón. El 17 de noviembre de 1972, tras largas negociaciones con el gobierno de Lanusse, el General y una nutrida comitiva viajaron a la Argentina. La historia es demasiado conocida como para detenernos mucho en ella, pero sí nos interesa aquí que Perón, en su viaje con escala en Italia, viajó nuevamente con pasaporte paraguayo.

Cuando le preguntaron sobre esto, Perón lanzó una respuesta que provocó bastante escozor en el Ejercito: “Yo tengo el honor de ser ciudadano de ese noble país y ser general del ejército más glorioso de todo el continente”. Luego manifestó su emoción y agradecimiento y dijo que “El Paraguay tuvo un gesto que solo los paraguayos suelen tener. Por eso mi gratitud será eterna y morirá conmigo”. Finalmente anunció que poco después visitaría Asunción[21][22]. Se olvidaba quizás que Stroessner lo había recibido con poco agrado, lo había empujado a irse enseguida y le había negado más tarde la posibilidad de radicarse nuevamente allí.

GettyImages-3309454-1024x576
Perón y Campora

Efectivamente, el 14 de diciembre Perón partió para Paraguay. Lo acompañaban Isabel, López Rega y Cámpora, cuya candidatura a Presidente ya había decidido. También iba con ellos el Teniente Coronel Osinde [28]. En Paraguay tuvo una cálida recepción y  se abrazó nuevamente con Stroessner, a quién felicitó por su aspecto juvenil. Allí confirmó que no sería candidato, le comunicó a Campora su decisión y transmitió la misma al Congreso del peronismo que se celebraba en Buenos Aires y no tuvo más remedio que aceptarla a pesar del disgusto de muchos[29]. Luego dio un discurso al pueblo desde el balcón de su hotel y una conferencia de prensa para los periodistas paraguayos[30]. Lo acompañaban Isabel  y López Rega y los periodistas argentinos pudieron asistir pero no preguntar .Comenzó por celebrar la paz, orden y progreso que veía en Paraguay después de 17 años, en un inequívoco elogio a su amigo Stroessner, divagó un poco sobre el imperialismo norteamericano, la conducción militar, la guerrilla, elogió a la maravillosa juventud argentina “que aprendió a morir pos sus ideales” y con gran simpatía y soltura se ganó el aplauso de los presentes.

nuevo abrazo
Nuevo abrazo de Perón y Stroessner en la tapa de Clarín

Hubo quién se sorprendió por el hecho de que en Buenos Aires Perón se hubiera acercado a los sacerdotes del Tercer Mundo que trabajaban con los refugiados paraguayos de las villas miseria de la capital argentina y, pocos días más tarde, fuera a abrazar al hombre que los había obligado al exilio[22]. A los que lo conocían mejor no deben haber extrañado estas contradicciones.

El 18, sin que en esos días pasara nada más, siguió viaje hacia el Perú y de allí a España.

Visita a Asunción y muerte de Perón: Cuando Perón realizó su cuarta y última visita al Paraguay, el 6 de junio de 1974, las cosas habían cambiado enormemente en su país, no así en Paraguay, donde Stroessner seguía manejando el país con mano férrea. En la Argentina el General era  ahora Presidente, su esposa Isabel vicepresidente y López Rega Ministro de Bienestar Social y factotum del Gobierno. Perón ya había roto con la juventud maravillosa y sus integrantes que habían aprendido a morir por sus ideales eran ahora unos estúpidos imberbes. La violencia de izquierda y derecha llenaba a diario las páginas de los diarios.

Por otro lado, las relaciones con Paraguay se habían enfriado por las discusiones por el convenio con Brasil por la represa de Itaipu y las discusiones en torno a la de Apipe-Yacireta. También había habido roces por un cierre de frontera que dispuso Paraguay por las actividades de opositores exiliados en la Argentina[31]. Aparentemente fue López Rega el que presionó para realizar un viaje al Paraguay, enfrentando la oposición de los médicos de Perón y el desgano del mismo Perón[22].

descarga (3)
Perón en Asunción con cara de cansado

El viaje fue agotador. De Buenos Aires al aeropuerto de Formosa con revista de tropas y de allí en helicoptero a la base de la marina en Puerto Pilcomayo. Nueva revista. Todo con frío y llovizna[32].  De allí embarcados en el narreminas Neuquén hasta Asunción donde Stroessner había reunido una enorme multitud en las barrancas del río para recibirlo. Al desembarcar un interminable discurso de Stroessner bajo la llovizna y una temperatura de 3° y un discurso de Perón bastante más breve. mas tarde ” …durante dos días una frenética agenda de actividades bajo un cielo lloviznoso, frío y húmedo. Ceremonias oficiales al aire libre, entrevistas, homenajes al Panteón de los Héroes, cena de gala en el Club Centenario con discursos, visita a la tumba de su amigo Rigoberto Caballero”[28]

Tras un nuevo abrazo y repitiendo la vieja costumbre los dos presidentes se llenaron de

alfredo stroessner y Juan Domingo Peron 1974 portalguarani
Perón visita Asunción bajo la lluvia

elogios y distinciones. Perón recibió el Gran Collar “Mariscal Francisco Solano López” de la Orden Nacional al Mérito y por su parte entregó al dictador paraguayo las insignias de teniente general del Ejército Argentino. Como único acto de gobierno se firmó el Tratado de Yacyretá, que llevaría a la concreción, muchos años más tarde, de la represa hidroeléctrica[28].

Poco días antes,  los diputados radicales Antonio Tróccoli y Adolfo Gass promovieron un proyecto de declaración en el que se exigía al Ejecutivo interponer sus buenos oficios para que el régimen de Stroessner liberara a los presos políticos. No tuvieron éxito ya que Perón, consecuente con su amigo, descartó cualquier gestión en ese sentido[28][31].

Cuando Perón regresó ya no estaba bien. Muchos testimonios, tanto de políticos que lo vieron en esos días como de los mismos médicos que lo atendían, indican que este viaje y los esfuerzos a los que fue sometido causaron un gran deterioro en su salud y hasta hay quién encuentra en el mismo las causas próximas de su muerte. El hecho es que el 18 de junio, solo diez días después de volver su salud entraba en el proceso final que llevaría a su muerte[21].

Su amigo Stroessner viajaría al país para su funeral y expresaría “Desaparece un gobernante excepcional, un soldado leal a las tradiciones de su patria, un abanderado de la justicia social y reivindicador de los derechos de las clases populares”. 

Stroessner y el peronismo: Como dijimos antes, explica Garcia Lupo[1] que Stroessner no tuvo una sincera amistad con Perón y que por el contrario trató de que se fuera rápidamente del país, desplazó en cuanto pudo a los simpatizantes peronistas de su gobierno y favoreció las relaciones con el Brasil en desmedro de la Argentina. Lo cual, a mi juicio, no quiere decir que los mutuos honores y elogios no hayan servido a cada uno de ellos para fortalecerse políticamente.

Además, como explica el mismo autor, después de 1974 los peronistas establecieron múltiples vínculos con el régimen paraguayo recreando la historia de las relaciones entre ambos militares y al amparo de esta manipulación histórica creció una “…madeja de negocios”.  Esto hizo que durante el gobierno del Proceso “…sin dejar de cumplir sus compromisos privilegiados con el Brasil…” Stroessner “…gozó de relaciones con la dictadura militar que había depuesto al gobierno constitucional peronista por lo menos tan buenas como con los propios peronistas expulsados del poder.”

Ya reanudada la democracia en 1983 las relaciones del peronismo con Stroessner continuaron siendo óptimas, hasta el punto que en 1984 Diego Ibañez, por entonces presidente del bloque de diputados nacionales justicialistas llego a decir que “…aquellos que atacan al general Stroessner atacan al general Perón, por lo que entre los peronistas y el Partido Colorado no hay ninguna diferencia”, concepto que cree que compartían gran parte de los peronistas.

Señala también que en los últimos años de su dictadura el único apoyo desde el exterior que recibía Stroessner era el de los mayores lideres peronistas, en particular el de Carlos Menem. Es por ello que Garcia Lupo llega a decir que existió una “…doble diplomacia argentina hacia el Paraguay (la de la Nación y la de los gobernadores peronistas)…”  convirtiendo a Asunción “…en el santuario de militares sublevados, políticos conspiradores y aventureros de todas las especies…”[1]

Otros autores[33] explican que durante el proceso militar Paraguay resultó refugio de varios represores de la época de Isabel y López Rega, mencionando al Brigadier  Lacabanne, el Teniente Coronel Osinde y el comisario Silvio Colotto. También confirman que durante el gobierno de Alfonsín existió un fuerte apoyo reciproco entre Stroessner y Menem y varios de los gobernadores peronistas como Joga, Humada, Cornejo, Baroni y Bogado.

Del amor al olvido: Ya he mostrado como algunos peronistas ocultan o tergiversan los hechos para exculpar a su Lider de acciones que hoy resultan inaceptables (ver DATOS FALSOS, MENTIRAS E INTERPRETACIONES CAPRICHOSAS en relación a la participación de Perón en el derrocamiento de Hipolito Yrigoyen). Caído Stroessner y hechos públicos los aspectos más nefastos de su dictadura, ya no fue posible mostrarle tanta simpatía y ocultar sus vínculos con Perón resultó conveniente. Veamos unos ejemplos:

Así por ejemplo el gobierno de Cristina Fernández homenajeo al Paraguay por el asilo a Perón. En un acto con muchos funcionarios, discursos y placa conmemorativa no hay ninguna mención al Presidente que lo recibió, o sea a Stroessner[34].

Otro tema que ocupó a los periodistas e historiadores K es la devolución de los trofeos. Nuevamente esta lleno de relatos del viaje de Perón, el entusiasmo popular y los honores recibidos que omiten cuidadosamente toda referencia a su entonces amigo  Stroessner [35][36] o incluso llegan a cambiar la realidad diciendo que Perón “… fue recibido por el presidente Federico Chávez”  quién como ya sabemos había sido derrocado varios meses antes[37].


[1] R.Garcia Lupo – Ultimas noticias de Perón y su tiempo – Ediciones B, 2012
[2] H. Gambini – La historia del peronismo – La obsecuencia (1952-55) – Vergara, 2007
[3] B. Neri Farina – EL GOLPE DEL 4 DE MAYO DE 1954 – Asunción, 2013. Consultado en  http://www.portalguarani.com/1077_bernardo_neri_farina/20388_el_golpe_de_4_de_mayo_de_1954__por_bernardo_neri_farina.html
[4] A. Nickson – Historical Dictionary of PARAGUAY (Metuchen, N.J., & London: The Scarecrow Press, Inc., 1993). La entrada sobre Méndez Fleitas se puede consultar en  http://www.anselm.edu/homepage/tmfaith/epifanio_politico.html.
[5] A.M.Seiferheld – LA CAIDA DE FEDERICO CHAVES, Una visión documental norteamericana – Asunción, 1987 – parcialmente disponible en  http://www.portalguarani.com/836_alfredo_m_seiferheld_r/7009_la_caida_de_federico_chaves_1987__compilacion_alfredo_seiferheld.html
[6] F.Doratioto – RELAÇÕES BRASIL-PARAGUAI – Afastamento, tensões e reaproximação (1889-1954), Brasilia, 2012     disponible en http://funag.gov.br/loja/download/947-Relacoes_Brasil-Paraguai.pdf
[7] F.Doratioto – A derrubada de Federico Chaves e a ascensao de Stroessner na analise da diplomacia brasileira – III Jornadas Internacionales de Historia del Paraguay en la Universidad de Montevideo, 2014
[8] L. Zanatta – La Internacional justicialista. Auge y ocaso de los sueños
imperiales de Perón, Sudamericana, Buenos Aires, 2013
[9] Mora F.O., Cooney J.W. – Paraguay and the United States – Distant Allies – University of Georgia Press, 2010
[10] R.A.Nickson – La Guerra Fría y el Paraguay – El Lector & ABC Color.  Asunción, 2014 – Consultado en  https://www.academia.edu/7132338/La_Guerra_Fría_y_el_Paraguay
[11] R.A.Nickson – El régimen de Stroessner (1954-1989) – Capítulo de I.Telesca(coord.).Historia del Paraguay – Asunción: Taurus, 2011. Disponible en https://works.bepress.com/andrew_nickson/14/
[12] R.A.Nickson – Tyranny and Longevity: Stroessner’s Paraguay.  Third World Quarterly, Vol. 10, No. 1,(Jan., 1988), pp. 237-259
[13] para la Comisión de Verdad y Justicia ver  http://atom.ippdh.mercosur.int/index.php/comision-de-verdad-y-justicia-cvj.
[14] El informe final completo se puede consultar por ejemplo en  http://www.dhnet.org.br/verdade/mundo/paraguai/
[15] El propio Stroessner presenció las sesiones de torturas y ejecuciones – diario Ultima hora, 31/01/2014
[16] “A Stroessner le traían las nenas para ser violadas” – diario Ultima hora, 31/05/2016
[17] H.Gambini – Historia del peronismo – La obsecuencia (1952-1955), Vergara, 2007
[18] Secretaria de Prensa y Difusión, Presidencia de la Nación – PERÓN Y STROESSNER, SÍMBOLOS DE PAZ, 1954
[19] Secretaria de Prensa y Difusión, Presidencia de la Nación – FORJADORES DE LA HERMANDAD ARGENTINO-PARAGUAYA, 1954 – Se puede consultar en  http://www.portalguarani.com/1759_alfredo_stroessner_matiauda/19172_forjadores_de_la_hermandad_argentino_paraguaya.html
[20] L.M.Brezzo – La devolución de los trofeos de guerra, 2014 – parcialmente disponible en  http://www.portalguarani.com/1269_liliana_m_brezzo/22079_la_devolucion_de_los_ trofeos_de_guerra_2014__por_liliana_brezzo.html
[21] ver por ejemplo N.Galasso Perón: Exilio, resistencia, retorno y muerte, 1955-1974, Ed.Colihue, 2005 para una versión con evidentes simpatías por Perón
[22]J.Page Perón una biografía, Penguin, 2014 da una visión más neutral. En un trabajo anterior comente las posiciones de estos dos autores.
[23] C.L. Sánchez Bonifato – Cuando a Perón no lo quería ni Stroessner – La Nación,  31/10/1999
[24] M.Larraquy – López Rega, el peronismo y la triple A – Punto de Lectura, 2007
[25] J.B.Yofre – Puerta de Hierro: Los documentos inéditos y los encuentros secretos de Perón, Sudamericana, 2015
[26] para distintos puntos de vista sobre la Operación Retorno ver Galasso ref [21]; Page ref [22];  H.Gambini – Historia del peronismo. La violencia (1956-1983), Ediciones B, 2016; M.López Olaciregui – 1964 Operación retorno -Todo es Historia 94, marzo 1975. M.López Olaciregui – El frustrado retorno de Perón en 1964 – en Historias Argentinas, Ed.Biblos, 1999
[27] M.Saenz Quesada – Isabel Perón – Planeta, 2003
[28] J.B.Yofre – La trama de Madrid, los documentos secretos sobre el retorno de Perón a la Argentina, Sudamericana, 2013
[29] M.Bonasso – El presidente que no fue, Planeta, 1997
[30] se pueden ver partes de la misma en DiFilm – Inedito: Conferencia de Juan Domingo Peron en Paraguay 1972
[31] C.Escude y A.Cisneros – Historia General de las Relaciones Exteriores de la República Argentina – Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales – disponible on-line en http://www.argentina-rree.com/historia.htm
[32] H.Gambini – Historia del peronismo. La violencia (1956-1983), Ediciones B, 2016
[33] A.Leuco, J.A.Díaz – El heredero de Perón –Planeta, 1989
[34]Nota de Tiempo Argentino del 12/09/2013 que se consultó hace tiempo en el enlace http://tiempoargentino.com/nota/117301, pero el mismo está actualmente inaccesible. Esto se debe a que una vez terminado el gobierno kirchnerista y acabada la pauta oficial desproporcionada, sus propietarios abandonaron el diario el cual fue reabierto por una cooperativa de ex-empleados (ver   Vuelve a salir Tiempo Argentino, el primer diario nacional recuperado) Un relato crítico del acto en la embajada puede verse en R.Lloret, Cristina, Perón y el homenaje a la dictadura de Stroessner, Perfil, 15/09/13)
[35] Cristina y Urribarri completaron la devolución de bienes al Paraguay
[36] INSTITUTO NACIONAL JUAN DOMINGO PERON – El general Perón devuelve al Paraguay los trofeos de la Guerra de la Triple Alianza – 14 de agosto de 2009
[37] A.Pignatelli – Perón hizo primera entrega de trofeos a Paraguay en 1954 – Diario Ambito Financiero 14/8/2014 – reproducido en el sitio Días de Historia

* Méndez Fleitas nunca pudo regresar a Paraguay y durante su exilio participó activamente en la actividades de oposición a Stroessner. Significativamente, en 1978, durante la dictadura militar en la Argentina, fue obligado a un segundo exilio en los EEUU. Pudo regresar a Buenos Aires con la vuelta de la democracia y murió allí en 1985[ref. i].
** Aplicando la inflación de los EEUU ( datos de http://es.inflation.eu/tasas-de-inflacion/estados-unidos/inflacion-historica/ipc-inflacion-estados-unidos.aspx) esto equivaldría en la actualidad a unos 4500 U$S mensuales

Anuncios

Un comentario en “Perón y los dictadores latinoamericanos – III – Perón y Stroessner

  1. Como siempre querido Moro…..EXCELENTE.!!!!!
    Una pintura mas de las dictaduras travestidas de democracia en latinoamericanas ( esta en particular calcada con la Argentina peronista que aun hoy bajo otros nombres no terminan de torturarnos)
    Abrazo fuerte y espero nuevos escritos.
    Jorge

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s