Perón y los dictadores latinoamericanos – II -Paraguay entre Morínigo y Stroessner

Dime con quién andas, y te diré quién eres

(antiguo refrán español)

Cuando Perón salió hacia el exilio, su primera escala fue en el Paraguay que gobernaba desde hacía un año el General Alfredo Stroessner, quién mantendría férreamente el poder durante 35 años.

 Vimos en una entrada anterior que el líder justicialista había tenido una larga relación con Paraguay. En particular, había ayudado al dictador Higinio Morínigo a triunfar en la guerra civil de 1947, mantenerse en el gobierno y desarticular definitivamente a todos los partidos opositores.

Paraguay era el país más sometido a la influencia argentina, ya que por los ríos argentinos transitaba todo el intercambio paraguayo con el mundo[1]. En este contexto, la Argentina intervenía activamente en la política paraguaya, dado la aspiración del General por desarrollar una suerte de integración económica, y eventualmente política, latinoamericana bajo su liderazgo [1][2].Sin embargo, el propósito de Perón de influir decisívamente sobre el país vecino tendría muchas dificultades.

Después de la guerra civil: Durante la guerra y en la última etapa de su gobierno,  Morínigo se había apoyado  en la Asociación Nacional Republicana (ANR o Partido Colorado, como se la conoce generalmente ), sobretodo en su sector más extremista, los llamados “guiones rojos” que lideraba el escritor y político Juan Natalicio González. Tanto poder había adquirido ese partido y tanta fue la importancia de sus milicias que al final de la guerra prácticamente todo el poder real estaba en sus manos. En cambio, el Ejercito había perdido mucha influencia ya que más del 70% de sus oficiales habían estado en el bando derrotado[3]. Sin embargo, en el Partido Colorado, había graves divisiones, particularmente entre los “guiones rojos” y los “democráticos” que encabezaba Federico Chaves. Había, además, enormes ambiciones personales.

Se acordó que habría elecciones solo con candidato colorado y Morínigo gobernaría hasta el

natalicio-gonzalez
Juan Natalicio Gonzalez, lider de los “guiones” y efímero presidente de Paraguay

15 de agosto de 1948, fecha en la que asumiría el presidente electo. Durante  la convención para elegir al candidato, los “guiones” irrumpieron violentamente e impusieron a González al grito “A balazo o a sablazo, Natalicio irá al Palacio”[4]. Como único candidato, González fue electo y los “democráticos” se quedaron con la sangre en el ojo.

Fue el fin de Morínigo. Se temió que quisiera quedarse  en el poder y lo hicieron caer antes de la asunción de Gónzalez. Iría al exilio en la Argentina de Perón, que tanto lo había ayudado. Trás un breve interinato del Presidente de la Corte Suprema, asumió González, quién era fuertemente anti-argentino. Su gobierno no sería tranquilo. González estaba convencido de que Perón quería derribarlo e incluso se habló de la detención de un agente argentino que estaba organizando una conspiración militar contra el gobierno paraguayo[2] . Ya en octubre hubo un fallido levantamiento militar en el que participó un futuro protagonista, Alfredo Stroessner.

Stroessner se había destacado durante la guerra civil. Por ese entonces era coronel y estaba fuertemente influenciado por Epififanio Méndez Fleitas, un carismático miembro del sector “democrático” y fuertemente simpatizante de la Argentina y el peronismo. Al fracasar el golpe Stroessner debió refugiarse en la Argentina[5].

Pero el lider de los “guiones” no disfrutó mucho más del poder. El 30 de enero de 1949, un

epifanio
Epifanio Méndez Fleitas, simpatizante de Perón

nuevo movimiento cívico militar lo sacaría del poder, asumiendo el General Rolón, ex-Jefe de Policia de Morínigo. Rolón a su vez derrocado por otro movimiento cívico militar, liderado por su ministro Felipe Molas López, nuevamente con la participación de Méndez Fleitas y Stroessner[5].

Un diario del Partido Colorado describía esta historia “toda una etapa ha sido superada, pues ni Higinio Morínigo, ni Natalicio González, ni Raimundo Rolón interpretaron la auténtica voluntad del pueblo colorado…, han caído fulminados por la voluntad del pueblo colorado, que hoy saluda la aurora del triunfo definitivo…”

Pero el triunfo definitivo no lo sería tanto. Molas López  fue desplazado meses después por el sector democrático del partido, llegando al poder su líder Federico Chaves. Méndez Fleitas se incorporaría al Gobierno de Chaves mientras que Stroessner continuaba su carrera en el Ejercito llegando a ser Comandante en Jefe de las FFAA en 1951.

En todos estos avatares del poder en Paraguay, jugaba un papel importante el tironeo entre Argentina y Brasil por mantener o aumentar su influencia sobre el país guaraní. También comenzaban a jugar un papel los Estados Unidos, a quienes, en el caso de Paraguay, les preocupaba menos el comunismo que los fuertes lazos que existían con el gobierno de Perón[6].

federico-chaves
Federico Chaves, presidente de Paraguay

El Presidente Chaves: El gobierno de Chaves, inicialmente provisional y luego consagrado por una nueva elección con candidato único, logró una cierta estabilidad. Permaneció en el gobierno desde septiembre del 49 hasta mayo del 54. Un récord para la época, pero casi nada si se compara con los 35 años de gobierno de quién lo derrocó.

Se dice que Chaves no fue tan democrático como se podría pensar por la denominación del sector al que pertenecía. Durante su carrera había abogado la libertad de expresión, reunión y organización así como por el final de la proscripciones. Sin embargo, todo esto habría quedado pronto en el olvido, continuando la represión por causas ideológicas
traducida en apresamientos, confinamientos y exilios. También se lo acusa de haber tolerado un altísimo nivel de corrupción, dirigida principalmente desde la casa de su “favorita”  [7][8].

Varios de los lideres del sector “democrático” eran fuertes admiradores del peronismo[6] y durante ese tiempo se produjo un marcado acercamiento al gobierno de Perón[2][5], contrariando cierta tradición del partido colorado, que había sido siempre más cercano a Brasil. Históricamente habían sido sus rivales del partido liberal los más afines a la Argentina.

federico-chaves-y-evita-peron-portalguarani
Federico Chaves y Eva Perón

En efecto, inmediatamente después de asumir, Chaves comenzó a negociar un convenio económico con la Argentina, el cual fue firmado en Diciembre. Luego, en agosto de 1950, visitó la Argentina para el centenario de la muerte de San Martín[2]. En esa visita tuvo expresiones de alabanza a Perón, de quien dijo “…Hoy puede decirse que sobre el suelo argentino hay otro Libertador…”, y Eva, a quien se refirió diciendo “…Esta gran señora, esta gran dama que es … una revelación como Mujer de América…”. Estas expresiones causaron gran indignación en su antiguo rival Natalicio Gónzález  quién las cuenta indignado en uno de sus libros [9], llegando a afirmar que los tratados firmados con Perón “…convirtieron al Paraguay en una colonia argentina”.

En realidad, como había sido siempre, había sectores del gobierno paraguayo que resistían las presiones de Perón, que quería establecer una unión aduanera entre ambos países. Hay quien piensa que en realidad Chaves era forzado a aceptar estos acercamientos por el sector pro-peronista de su partido, pero lo que en realidad  quería era un mayor acercamiento con Estados Unidos[6] y con Brasil[10].

Sin embargo, en octubre de 1952 Méndez Fleitas fue nombrado Presidente del Banco Central y encabezó un plan económico que buscaba mayor intervención estatal en la economía. Para ello, convenció a Chaves de buscar un aún mayor acercamiento y apoyo económico de Argentina. Así, negoció largamente y finalmente firmó en agosto de 1953 el Convenio de Unión Económica Paraguayo Argentino[11].

El convenio contemplaba tres años de acuerdo a ser renovado anualmente, la coordinación de políticas económicas y de planes para expandir la producción y asegurar la estabilidad de reservas, la concesión de facilidades para inversiones entre los dos países (más que nada argentinas en el Paraguay), acuerdos para actividades de exploración de minerales y petróleo, eliminación de impuestos sobre el comercio entre los dos países y facilidades para la importación de mercaderías de terceras naciones[12].

stroessner-joven
El futuro dictador de Paraguay, Alfredo Stroessner

Mientras tanto, desde su puesto en el Ejercito, Stroessner comenzó a resistir los intentos de Chaves de purgar las FFAA de simpatizantes guionistas. Más tarde movilizó silenciosamente el apoyo de colorados conservadores y grupos militares que se oponían a una relación tan estrecha con el régimen de Perón. Para ello aprovechó la tradicional antipatía hacia un antiguo enemigo de la guerra de la Triple Alianza y el creciente temor del gobierno de los Estados Unidos ante la expansión del comunismo[5]. Calladamente el futuro dictador preparaba su llegada al poder.

Primer viaje de Perón a Paraguay: Poco después de la firma del Convenio, el 3 de octubre de 1953,  Juan Domingo Perón arribó a la capital paraguaya, a bordo del yate presidencial Tecuara. Tuvo un recibimiento con mucho calor popular. Perón insistió en un tipo de vinculación de “hermandad sin supremacías”. También en

peron-chaves
Perón condecorado por Federico Chaves

declaraciones periodísticas afirmó su decisión de tomar medidas concretas de cooperación con el Paraguay[12].

A su vuelta, el 17 de octubre, proclamó en la Plaza de Mayo el Decálogo de Confraternidad
Argentino Paraguayo, cuyo primer punto decía “Cada argentino debe saber que el pueblo paraguayo y el pueblo argentino, conservando la plenitud de sus soberanías nacionales, son real y efectivamente pueblos hermanos y, en consecuencia, todos los argentinos debemos trabajar por la grandeza del Paraguay y por la felicidad de su pueblo, con la misma fe y el mismo amor con que trabajamos por nuestra propia grandeza y por nuestra propia felicidad.” y seguía luego por el estilo[13].

 

Las vueltas que da la vida… En el acto en que Perón proclamó la hermandad de

peron_y_somoza-en-el-dia-de-la-lealtad
Perón y Somoza saludan a la multitud desde el balcón de la casa rosada, el 17 de Octubre de 1953

paraguayos y argentinos estaba presente Anastasio Tacho Somoza, dictador de Nicaragua y asesino del General Sandino, quién en esos días visitaba la Argentina. Por eso Perón pronunciaría al final de su discurso un “¡Viva el General Somoza!” que hoy sus partidarios prefieren olvidar [13]. Más tarde, Somoza sería anfitrión del exiliado Perón en su periplo antes de llegar a España. Mucho después Anastasio Tachito Somoza, su hijo y heredero, se refugiaría en el Paraguay de Stroessner al ser derrocado por el movimiento sandinista. El 17 de septiembre de 1980 un comando de guerrilleros argentinos le daría muerte en Asunción [15].

Los trofeos: Según Page [14], fue durante su visita a Paraguay que Perón concibió la idea de hacer un gesto que elevara la estima de los paraguayos por la Argentina. para ello, decidió para ello volver en pocos meses llevando los trofeos (armas, estandartes, etc.) que los argentinos habían tomado a los paraguayos durante la Guerra de la Triple Alianza.

En realidad, la devolución de los trofeos de la Guerra de la Triple Alianza no fue una idea original de Perón. Ya en 1885, solo 15 años después de finalizada la guerra, Uruguay había devuelto los trofeos y condonado la deuda del Paraguay.

La devolución de los trofeos y el perdón de la deuda por parte de la Argentina se había considerado innumerables veces. Ya desde comienzos del siglo se habían presentado Proyectos de Ley sobre el tema[12], algunos de los cuales se habían tratado  y aprobado en Diputados aunque nunca se había completado el trámite en el Senado. Yrigoyen se había interesado particularmente en el perdón de la deuda, de la cual en realidad nunca se había pagado nada.

 Algo curioso. El interés en este tema había venido tanto desde la derecha como de la izquierda. Cuenta L.Brezzo[12] que en 1903 el diputado Manuel Carlés presentó un proyecto para condonar la deuda y devolver los trofeos. En 1908 insistió y logró que se aprobará en Diputados, pero no lo trató el Senado. En 1913, el que insistió con el tema fue el diputado Alfredo Palacios. Carlés fue posteriormente fundador de la ultraderechista Liga Patriótica y Palacios el primer diputado socialista de América.

Sin embargo, no fue hasta 1942, durante el gobierno de Castillo, que se aprobó una Ley que la condonaba. Este acto estaba enmarcado en la competencia que mantenían la diplomacia argentina y la del Brasil para aumentar la influencia sobre el Paraguay. Meses después, el presidente de Brasil, Getulio  Vargas, dictó un decreto declarando inexistente la deuda de guerra[12]. Respecto a los trofeos y a los archivos históricos que quedaron en manos de Brasil después de la guerra, los mismos no han sido devueltos [16].

El siguiente acto de Perón para reafirmar su influencia sobre el gobierno paraguayo, fue planear el viaje a Paraguay llevando los trofeos. Pensó hacerlo para la primera mitad del año 1954, pero para su desencanto, a principios de Mayo un golpe militar derribó a Chaves y nombró un presidente provisorio hasta la ascensión de Stroessner. La nueva visita a Asunción se haría recién en Agosto, en coincidencia con el acceso a la presidencia del futuro longevo dictador del Paraguay, quién contrariamente a lo que muchos piensan no sería tan dócil a los deseos del gobierno argentino como algunos de sus predecesores. Pero esta es otra historia que contaré en otra oportunidad.

continua


[1] L. Zanatta – La Internacional Peronista –

[2] F.Doratioto – RELAÇÕES BRASIL-PARAGUAI (1889-1954), Brasilia, 2012 – disponible en http://funag.gov.br/loja/download/947-Relacoes_Brasil-Paraguai.pdf – Este libro da una detallada descripción de los acontecimientos de este periodo, basada en gran medida en fuentes diplomáticas brasileras.

[3] Gómez Florentín C., La guerra Civil de 1947 – fragmentos consultados en  http://www.portalguarani.com/1266_carlos_gomez_florentin/20340_la_guerra_civil_de_1947_2013__por_carlos_gomez_florentin.html

[4] Lopez M., Una breve caracterización del pensamiento y accionar político de Natalicio González, en Paraguay: investigaciones de historia social y política. Actas de las III Jornadas Internacionales de Historia del Paraguay en la Universidad de Montevideo. Ed. Tiempo de Historia, 2014

[5] R.A.Nickson – El regimen de Stroessner (1954-1989) – 2010 –  disponible en Selected Works of Robert Andrew Nickson

[6] Mora F.O., Cooney J.W. – Paraguay and the United States – Distant Allies – University of Georgia Press, 2010

[7] A.Gonzalez del Valle – La hegemonia colorada (1947-54) fragmento consultado en http://www.portalguarani.com/detalles_museos_exposiciones.php?id=27&id_exposicion=115

[8] Comisión Verdad y Justicia del Paraguay- Informe Final – Tomo I – Síntesis y caracterización del Régimen – disponible en http://mesamemoriahistorica.org.py /wp-content/uploads/2014/09/ Tomo-I.pdf – pag 128

[9] Natalicio González – VIDA Y PASIÓN DE UNA IDEOLOGÍA, 1982 – fragmentos consultados en  http://www.portalguarani.com/436_juan_natalicio_gonzalez_paredes/16502_natalicio_gonzalez_vida_y_pasion_de_una_ideologia_1982__prologo_de_victor_morinigo.html

[10] F.Doratioto – A derrubada de Federico Chaves e a ascensao de Stroessner na analise da diplomacia brasileira – III Jornadas Internacionales de Historia del Paraguay en la Universidad de Montevideo, 2014

[11] R.A. Nickson – EPIFANIO MENDEZ FLEITAS – entrada del Historical Dictionary of PARAGUAY – Londres, 1993 – disponible con notas de la hija de Mendez Fleitas en http://www.anselm.edu/homepage/tmfaith/epifanio_politico.html

[12] L.M.Brezzo – La Devolución de los Trofeos de Guerra – fragmentos consultados en http://www.portalguarani.com/1269_liliana_m_brezzo/22079_la_devolucion_de_los_trofeos_de_guerra_2014__por_liliana_brezzo.html

[13] Se puede consultar por ejemplo en http://www.elhistoriador.com.ar/documentos/ ascenso_y_auge_del_peronismo/discurso_17_de_octubre_52_peron.php

[14] Page – Perón, Una biografía

[15] Hace 25 años, atentado en Asunción sacudía al mundo – abc color, 18/10/2005

[16] Brasil no devolverá trofeos de guerra – abc color, 12/2/2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s