La Iglesia y el triunfo de Perón en 1946 (o el Papa Francisco y las lecciones de la historia)

El papa Francisco y la política argentina: En estos últimos meses las relaciones entre la Iglesia Católica, el peronismo y el actual gobierno han ocupado un lugar central en las informaciones periodísticas. El hecho de que el papa sea argentino y presunto simpatizante del movimiento creado por Juan Perón, no es tan comentado como los visibles gestos de antipatía hacia el gobierno de Mauricio Macri y los no menos visibles de simpatía o tolerancia hacia lo que muchos consideran las peores expresiones del peronismo/kirchnerismo.

francisco macri
Francisco recibe al presidente Macri, 20 minutos y cara de pocos amigos
omar_suarez
Francisco con Cristina Fernández y Omar “caballo” Suárez

 

 

 

 

 

 

francisco bonafini
Francisco, sonriente, recibe durante más de una hora a Hebe de Bonafini
francisco moreno
Francisco cordialísimo con Guillermo Moreno y su esposa

 

 

 

 

 

 

No vale la pena enumerar aquí esos gestos ya que la prensa los ha difundido en detalle [1], pero puede decirse que han sorprendido, desconcertado o enojado a buena parte de mis amigos y parientes que adhieren al catolicismo.

Se suele decir que el padre Jorge Bergoglio fue en los setenta militante de la agrupación peronista Guardia de Hierro [2]. De la misma formaron parte políticos hoy tan conocidos como Guillermo Moreno, de la Sota, Bárbaro y muchos otros.

fran arg y per.jpg
Afiches que se pegaron en Buenos Aires poco después de la promoción de Bergoglio al papado

De entonces provendría, por ejemplo, su amistad con el ex-Secretario de Comercio Moreno. Sin embargo, antiguos miembros de Guardia de Hierro han negado esa militancia [3] y el mismo fundador y máximo jefe del grupo, el recientemente fallecido Alejandro “el gallego” Álvarez, aclaró que Bergoglio no había sido miembro aunque “…fue amigo nuestro durante un tiempo” [4]. Sea o no cierto que el actual papa haya militado en esa agrupación [5], su cercanía con la misma, y en consecuencia con el peronismo, parece cierta.

Por otro lado, casi desde su elección como papa se han publicado, desde las más diversas tendencias, opiniones que relacionan al papa Francisco con el populismo[6]. Muchos autores, tanto en nuestro país como en el exterior, interpretan sus actitudes políticas, a partir de los aspectos populistas de su pensamiento [7].

En particular el historiador italiano Loris Zanatta[8],  conocido especialista en la historia del peronismo y de la Iglesia Católica Argentina, sostiene esta idea en varios artículos y reportajes[9]. En un trabajo reciente, publicado en nuestro país por la revista católica Criterio [10], la desarrolló en detalle, identificando a Francisco no solo como populista sino también como peronista.  Ese artículo tuvo gran repercusión y fue muy comentado, a favor y en contra, por diversos autores[11], incluyendo el mismo Zanatta, quien insistió en sus argumentos [12].

Avanzando sobre estos conceptos, en un reportaje reciente [13],  Zanatta afirma que con sus actitudes frente al gobierno de Mauricio Macri, el papa lo que hace es trabajar para la reconciliación interna del peronismo, con el objetivo de permitir su futuro triunfo electoral. Dice textualmente “…En la Argentina, dentro del campo popular y nacional ha habido una profunda división en los últimos años. La polémica de Bergoglio con el gobierno de los Kirchner fue una división del peronismo y no nos olvidemos de que la división del peronismo fue la que llevó a la victoria electoral de aquellas fuerzas políticas que, desde la perspectiva del Papa, no pertenecen al campo popular y nacional. El mensaje, entonces, es: el campo popular y nacional se reconcilia, olvidemos el pasado que nos hizo perder las elecciones, que nos hizo pelear tanto y que permitió que llegara al poder la oligarquía. Reunámonos entre nosotros en el campo nacional y popular y mandemos este mensaje a la opinión pública argentina…”

En una interpretación ligeramente distinta aunque en el fondo estrechamente relacionada, L.A.Romero [14] interpreta la actitud de Francisco frente a Macri como un enfrentamiento entre dos concepciones diversas del estado y la sociedad. Una de ellas es la del estado liberal, laico y neutro frente a las creencias religiosas, las cuales se mantienen en el ámbito de lo privado. La otra concibe la sociedad como un organismo vivo, conformado por partes o cuerpos que tienen una función dentro de un orden que emana de Dios. En esta concepción, expresada por el peronismo en la idea de la Comunidad Organizada, cabría a la Iglesia un lugar primordial tanto en las cuestiones morales como en la práctica social y política, regulando los conflictos y  los consensos.

Puede o no compartirse alguna de estas hipótesis. Personalmente no me parecen descabelladas aunque tampoco las doy por demostradas. Lo interesante es que quizás permitan encontrar alguna explicación racional a gestos de Francisco que, como dije antes, preocupan a muchos católicos.

En realidad, los católicos no deberían tomarlo tan a pecho. De adolescente yo seguía con mucho interés y atención las clases de religión en la secundaria “de curas” a las que iba. Era mucho antes de  que el paso de los años me fuera volviendo agnóstico. Recuerdo desde entonces que, para la Iglesia, el papa solo es “infalible” cuando se pronuncia “ex cathedra” sobre temas de doctrina o moral. De ninguna forma cuando se ocupa de política. Es decir nuestros amigos católicos pueden seguir pensando como quieran sobre la política argentina sin entrar en conflicto con su religión.

Por cierto, hay muchos que desmienten que el Papa tenga algo contra el gobierno de Macri. Los dichos de Francisco que reproduce J.Morales Sola [15], con frases como “”Macri me parece una persona bien nacida, una persona noble”,  “No hay ninguna explicación en la historia para que se diga que yo tengo un conflicto con Macri” etc parecen darles la razón. Aunque su argumentación sobre la influencia de Durán Barba y/o Gustavo Vera en la generalizada sensación de una mala relación entre Macri y Francisco, a mi me parece un poco ingenua. También hay quien señala que este acercamiento a Macri podría interpretarse a una intención de despegarse del kirchnerismo, dados los escándalos de corrupción estallados recientemente [16].

Sea que el Papa este operando en la política argentina, como piensan Zanatta, Romero y otros, o que, por el contrario, no tenga ninguna intención de influir en ella, no está de más recordar que hubo por lo menos una vez en que la Iglesia Católica, jugó fuertemente a favor del peronismo. También en aquel momento se trataba de la oposición entre el estado laico y el confesional. Yo creo que su postura , aún sin el peso de que el Papa fuera argentino, fue decisiva y que las consecuencias determinaron los últimos setenta años de nuestra historia. ¿Se repetirá la historia? Se las cuento.

La Iglesia Católica y el golpe de 1943: Nadie duda de que grandes sectores de la Iglesia Católica recibieron con mucho entusiasmo el golpe del 4 de junio de 1943, del cual Perón fue protagonista principal y finalmente heredero político, [17][18][19][20].

peron-copello
Perón y el Cardenal Santiago L.Copello

El catolicismo argentino tenía entonces dos tendencias muy diferentes [17]. La predominante se vinculaba al nacionalismo, condenaba el liberalismo político y la democracia de partidos y añoraba una sociedad tradicional y jerárquica. Defendía la unidad entre el Estado y la Iglesia y sentía gran simpatía por las Fuerzas Armadas, en cuya acción ponía grandes esperanzas. Este catolicismo nacionalista encontraba sus raíces en la idea de hispanidad, que identificaba con la de cristiandad: España era la cruz y la espada; la Iglesia y el Ejército, los únicos representantes de la civilización.

El catolicismo liberal, muy minoritario, aceptaba dos sociedades -Iglesia y Estado- con fines propios y distintos. Afirmaba la autonomía de lo temporal frente a lo espiritual. Dada esa autonomía, apoyaba las formas de la democracia política, el sistema de partidos, la vigencia de la Constitución y creía que el predominio del cristianismo no podía lograrse por imposición. Frente al hispanismo de los católicos nacionalistas, afirmaba el universalismo, encontrando sus raíces en el liberalismo de inspiración católica que consideraba la auténtica y positiva tradición argentina desde 1810.

Las diferencias entre estos sectores se habían hecho patentes con la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial. Los primeros habían apoyado al franquismo y eran neutralistas o aún simpatizantes del fascismo. Los segundos habían estado con la

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Monseñor Miguel de Andrea

República Española y apoyaban a los aliados [21]. La mayor parte de la jerarquía eclesiástica era cercana a las ideas del sector nacionalista, siendo Monseñor Miguel de Andrea el único obispo con definidas simpatías liberales.

La cercanía entre la Iglesia y el gobierno militar se manifestó en el nombramiento de destacados católicos en puestos importantes, particularmente en Educación. Hubo numerosos signos del acercamiento entre Gobierno e Iglesia y el decreto de diciembre de 1943 estableciendo que en “..todas las escuelas públicas de enseñanza primaria, post-primaria, secundaria y especial…” la “… enseñanza de la Religión Católica será impartida como materia ordinaria de los respectivos planes de estudio…” salvo para “…,aquellos educandos

hugowast
G.Martínez Zubiria (Hugo Wast) novelista católico Ministro de Instrucción Públiza en 1943

cuyos padres manifiesten expresa oposición…”fue la culminación de los mismos.

En efecto, durante el primer gobierno de Roca el catolicismo se había opuesto tenazmente a la sanción de la Ley 1420 que establecía la enseñanza obligatoria, laica y gratuita. La obligatoriedad de la enseñanza de la religión católica en las escuelas publicas fue desde entonces una aspiración permanente de la Iglesia.

Es cierto que el entusiasmo de algunos católicos con el gobierno militar se fue enfriando con el tiempo. La ruptura de relaciones con el eje y, más tarde, la declaración de guerra a Alemania alejaron a los nacionalistas más acérrimos. El ascenso progresivo de Perón y su personalismo disgustaban a otros. Sin embargo muchos se entusiasmaban con sus apelaciones a la justicia social, sus frecuentes referencias a la doctrina de la Iglesia y su proclamado anticomunismo [22].

La Iglesia Católica y las elecciones de 1945: Es así como, en 1945, cuando llegó el momento de las elecciones presidenciales, la opción de la jerarquía católica fue clara, aunque algunos autores sostienen que sólo porque la consideraban el mal menor [19][20].

El  16  de  noviembre  de  1945, tres meses antes de las elecciones, se emitio una  Pastoral  Colectiva  que recordó  que ningún católico podía afiliarse ni votar a partidos que sostuvieran la separación de la Iglesia y el Estado, la supresión de “las disposiciones legales que reconocen  los derechos de la religión”, proclamaran el divorcio legal o sostuvieran el laicismo escolar [23]. Los partidos que formaban la Unión Democrática que se oponía a

200px-José_Tamborini
Jose P. Tamborini, candidato presidencial de la Unión Democrática

Perón (radical, demócrata progresista, socialista y comunista) habían sostenido tradicionalmente algunas o todas las medidas cuestionadas. La Pastoral resulto entonces un apoyo explícito del Episcopado argentino a la candidatura de Perón [24].

Hay quien piensa que no fue intención de la Jerarquía brindar a Perón este apoyo [23], pero los sectores católicos partidarios del entonces Coronel tomaron la Pastoral con gran entusiasmo y se encargaron de aprovecharla al máximo en la campaña electoral [19][23]. Si bien los católicos “liberales” trataron por todos los medios de cuestionar la interpretación de que la Iglesia avalaba a Perón [22], tuvieron muy poco éxito.

Perón nunca había demostrado mucho entusiasmo personal por la religión. Sin embargo, ni lerdo ni perezoso, comenzó a hacer manifestaciones de catolicismo [22][23] que llegaron hasta peregrinar al santuario de Luján y proclamar su candidatura desde sus gradas [19].

La pregunta entonces es ¿cuanto influyo la Pastoral Colectiva de la Iglesia Católica en el triunfo de Perón y, en consecuencia, en el desarrollo posterior de la política argentina?

Haciendo números: Hoy muchos creen que Perón arrasó en la elección y derrotó a la denigrada Unión Democrática en forma contundente. Sin embargo, no fue así. Como resulta de los datos de la tabla [25] hubo entre las dos formulas una diferencia de poco más 280000 votos, mientras casi 145000 se distribuyeron entre partidos que no adhirieron a ninguna de las dos grandes candidaturas y votos en blanco. Los otros corresponden principalmente a partidos provinciales de origen radical o conservador que no entraron en la Unión Democrática ni apoyaron a Perón.

elección

Como las elecciones eran indirectas y el ganador en una provincia se llevaba todos los electores que le correspondían, el triunfo por 10 puntos en el total de votos, se tradujo en un aplastante triunfo en el Colegio Electoral.

Como se ve en la tabla siguiente, los resultados fueron muy variables distrito a distrito, elección2indicando la enorme influencia de la situación y tradición de cada provincia. En cuatro provincias gano la fórmula Tamborini-Mosca destacándose Córdoba, donde era muy fuerte el radicalismo intransigente liderado por Sabattini, y Corrientes donde pesaban mucho los tradicionales partidos locales Liberal y Autonomista.  En esta provincia Tamborini-Mosca sacaron su mayor porcentaje y fue la única provincia donde se eligió un gobernador que no respondía a Perón, aunque muy pronto la provincia sería intervenida y el gobernador destituido. Para marcar el otro extremo, en Tucumán, Perón obtuvo su mejor votación, casi triplicando a la fórmula opositora.

No es fácil precisar cuanto influyó la  Pastoral de la Iglesia en el triunfo de Perón en las elecciones de 1946. Se puede , sin embargo, hacer algunos números.

El censo de 1947, realizado solo un año después, registró 15.893.827 habitantes [26]. De ellos 14.880.246 (93.6%) se declararon católicos y solo 1013581 (6.4%) como no católicos (otros cristianos, israelitas, otras religiones, sin religión o de religión desconocida).

Parece lógico suponer que la proporción de católicos entre los votantes haya sido parecida a la indicada por el censo para la población en general, aunque no necesariamente idéntica. En efecto, los votantes eran solo hombres y sabido es que el sentimiento religioso era bastante mayor entre las mujeres. También el censo incluía a los extranjeros, que no votaban.

Supongamos por un momento que la proporción de católicos entre los votantes era igual a la indicada por el censo. Entonces, de los 2694946 votantes, unos 2522000 (93.6%) habrían sido católicos. Es claro que un número importante, más de un millón de ellos, no le hicieron nada de caso a sus obispos y votaron al candidato al que, según la Pastoral Colectivano podían votar. Esto llevaría a pensar que en la práctica la influencia de la Iglesia Católica en la elección no fue tanta.

Pero también se puede hacer el siguiente ejercicio, especulativo pero lógico. Así como muchos votantes católicos desobedecieron a la Pastoral, seguramente algunos de ellos la habrán obedecido y decidieron su voto o aun lo dieron vuelta a causa de ella. Es decir, algún número de votantes votó a Perón siguiendo a la Pastoral, pero de no ser por ella hubiera votado por la Unión Democrática.

En los años en que anduve en política allá en la época del retorno a la democracia y trabajé en varias elecciones, internas y de las otras , aprendí rápidamente que un voto dado vuelta, vale doble. Es un voto ganado para uno y un voto perdido por el rival. Así, en el caso que nos ocupa y dado que la diferencia entre las dos fórmulas fue de 280786 votos, hubiera bastado con que no se dieran vuelta  unos 140500 votos para que la elección global hubiera favorecido a Tamborini-Mosca. Ahora bien, este número es solo el 5.6% de los votantes que hemos supuesto como católicos.

En otras palabras, con la hipótesis anterior resulta que basta con que la fracción de dados vuelta u obedientes haya sido solo 5.6% del total de votantes católicos que optaron por una de las dos fórmulas, para que el triunfo de Perón pueda atribuirse a la Pastoral.  Es decir, si la Pastoral no hubiera existido y estos votantes hubieran votado de acuerdo a su idea original, Tamborini hubiera tenido algunos votos más que Perón. Por supuesto si la fracción de dados vuelta hubiera sido mayor la diferencia también lo habría sido.

Este razonamiento puede objetarse desde dos puntos de vista. Por un lado, la elección era elección3indirecta de modo que habría que considerar distrito por distrito, para ver como se producía la distribución de los electores. Es fácil ver que el cambio no es muy importante. La tabla muestra un ejemplo en que en cada distrito se cambió el voto del 7, 05% de los votantes de Perón-Quijano hacia Tamborini-Mosca, lo que alcanza para cambiar la mayoría de los electores en favor de esta fórmula. No es mucho.

La otra objeción se refiere al hecho de que los votantes eran solo hombres adultos  y en consecuencia que la proporción de católicos entre los votantes podría ser menor a 93,6%. Veamos un ejemplo que podemos considerar extremo, teniendo en cuenta la época de que la que hablamos. Supongamos, que la proporción de católicos entre los votantes haya sido de solo el 55% y no del 93.6%, con ello el número de católicos entre los votantes de las dos fórmulas resulta 1482200, o sea casi coincidente con el de votos obtenidos por la fórmula Perón-Quijano. Aun en este caso, el número de dados vuelta para cambiar el resultado de la elección (que sigue siendo 140500) representa solo el 9.5% de los votantes católicos.

Como se ve, por cualquier lado que se lo mire, esta claro que basta con que la Pastoral Colectiva (y en forma más general la actitud de la mayor parte de la Iglesia frente a la elección) haya determinado la decisión electoral de un pequeño porcentaje de los votantes católicos, siempre menor al 10%, para se le pueda atribuir el triunfo electoral de Perón en 1946.

Setenta años después, todavía pagamos las consecuencias. Al menos así lo creo yo.


[1] Ver por ej. Mauricio Macri y el papa Francisco, una relación marcada por la distancia – La Nación – 11/6/2016. Un poco en broma y un poco en serio el tema lo trata también A.Borenzstein – El papa extraña – Clarín 12/6/16

[2] ver por ej.: Encuentro de dos ex Guardia de Hierro en el Vaticano – Alfil el diario para leer – 27/8/13 – consultado en http://diarioalfil.com.ar/2013/08/27/encuentro-de-dos-ex-guardia-de-hierro-en-el-vaticano/;  R.Romano – Guardia de Hierro – Infobae 24/3/2013 – consultado en http://opinion.infobae.com/ricardo-romano/2013/03/24/guardia-de-hierro/;  J.Fernández Díaz – El papa peronista – La Nación, 17/3/2013; P.A.Vazquez – Bergoglio y Guardia de Hierro (Notas sobre militancia y mística) – consultado en  http://www.peronvencealtiempo.com.ar/actualidad/religiosa/951-bergoglio-y-guardia-de-hierro-notas-sobre-militancia-y-mistica

[3] por ej ver J.Blanco – Guillermo Moreno trabajará a 10 minutos del Papa Francisco – Clarín 29/11/13

[4] Murió “El Gallego” Álvarez, fundador de Guardia de Hierro y líder histórico del peronismo – Informe digital 6/6/2016 – consultado en http://www.informedigital.com.ar/secciones/politicas/85365-murio-el-gallego-alvarez-fundador-de-guardia-de-hierro-y-lider-historico-del-peronismo.htm

[5] Según la visión de uno de sus antiguos integrantes ( Guardia de Hierro, derecha, izquierda y nostalgia, consultado en  https://abelfer.wordpress.com/2013/ 03/17/guardia-de-hierro-derecha-izquierda-y-nostalgia-2/) Guardia de Hierro fue una agrupación juvenil peronista fundada en 1962  y erróneamente considerada de derecha. Apoyó la candidatura de Campora y luego la de Perón. En este momento tomó una posición sumamente crítica de la lucha armada, lo que la enfrentó a los sectores simpatizantes de Montoneros y a la guerrilla de izquierda marxista. Se propusieron entonces como “guardianes de Perón” y declararon su apoyo incondicional al presidente, cuestión que los definió como “verticalistas”. Sin embargo, no tenían vinculación orgánica con López Rega, la CNU o con sectores del sindicalismo de derecha.

Al morir Perón formalmente la agrupación se disolvió aunque un sector que respondía a uno de sus fundadores, “el gallego” Álvarez, continuó en la política y se vinculó con Isabel Perón, lo que se justificaría como un intento de evitar el golpe de Estado. Según se ha dicho Jorge Bergoglio se habría vinculado a los miembros de GH a partir de su participación en la Universidad del Salvador.

En 1975, siendo provincial de los jesuitas nombró en la Universidad del Salvador a dos “guardianes”: Francisco “Cacho” Piñón y Walter Romero. Piñón fue quién le entregó en 1977 la designación de Profesor Honoris Causa a Massera. Según se adujo, esto fue parte de un “pacto”, para salvar la vida a dirigentes políticos y/o sacerdotes presos. Sin embargo,otras fuentes señalan una vinculación directa de muchos de antiguos integrantes de Guardia de Hierro con el masserismo (ver por ej. S.Viau – Dios los cria y ellos se juntan – consultado en http://www.pagina12.com.ar/1998/98-03/98-03-29/pag05.htm )

[6] Por ejemplo: S.Magister – De Perón a Bergoglio. Con el pueblo contra la globalización  – 12/8/15 – consultado en http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1351113?sp=y

P.Tamburri – El peligro populista, de Perón a Chávez y de Seineldín a Bergoglio – el semanal digital  1/4/13 – consultado en http://anterior.esdiario.com/blog/peligro-populista-peron-chavez-seineldin-bergoglio-128083.html;

T.Fenoy – Bergoglio es un conservador populista – consultado en  http://archivo.radioestacionsur.org/?p=2921#more-2921

S.Martin – Disidencia cubana acusa al papa Francisco de abrazar el populismo – Panam post Noticias y Análisis sobre América 21/9/15 consultado en http://es.panampost.com/sabrina-martin/2015/09/21/disidencia-cubana-acusa-al-papa-francisco-de-abrazar-el-populismo/

D.Muchnik – el papa Francisco se reconoce como populista – infobae 28/5/16 – consultado en http://www.infobae.com/2016/05/28/1814750-el-papa-francisco-se-reconoce-como-populista

[7] ver por ej:

C.I.Remeseria – Pope Francis, Perón, and God’s People: The Political Religion of Jorge Mario Bergoglio – consultado en https://medium.com/@hispanicnewyork/pope-francis-per%C3%B3n-and-god-s-people-the-political-religion-of-jorge-mario-bergoglio-2a85787e7abe#.thz0klhcd

J.M.Sanguinetti – El mensaje anacrónico del Papa – La Nación, 25/6/2016 (Julio María Sanguinetti fue presidente del Uruguay)

[8] Loris Zanatta es Catedrático de Historia de América Latina en la Universidad de Bologna, Italia. Es Autor de numerosos libros y artículos, publicados en Europa y Latinoamerica, y comentarista sobre América Latina en varios medios. Ha estudiado particularmente a la Iglesia Católica Argentina, el peronismo y el populismo. Entre sus obras se pueden mencionar Del Estado liberal a la Nación católica. Iglesia y Ejército en los orígenes del peronismo. 1930-1943 (Buenos Aires 1996); Perón y el mito de la Nación católica. 1943-1946 (Buenos Aires, 1999); Historia de la Iglesia argentina, (Buenos Aires 2000-2009), Breve Historia del peronismo clásico, (Buenos Aires 2009); Eva Perón. Una biografía política, (Buenos Aires 2011), Historia de América Latina: de la Colonia al siglo XXI, (Buenos Aires 2012), La internacional justicialista (Buenos Aires, 2012), El populismo (Buenos Aires, 2014); La larga agonía de la nación católica (Buenos Aires 2015).

[9]Loris Zanatta, la jugosa manzana del populismo – reportaje publicado en Ñ Revista de Cultura 4/6/14- consultado en http://www.revistaenie.clarin.com/ideas/Loris-Zanatta-jugosa-manzana-populismo_0_1148285172.html

Eva Perón va a quedar en la historia, de Cristina no creo que quede mucho – reportaje en La Gaceta, 29/6/14 – consultado en http://www.lagaceta.com.ar/nota/596968/la-gaceta-literaria/eva-peron-va-quedar-historia-cristina-no-creo-quede-mucho.html

La relación entre populismo y religión salta a la vista – reportaje en La Voz del Interior, 10/7/2014, consultado en http://www.lavoz.com.ar/ciudad-equis/la-relacion-entre-populismo-y-religion-salta-la-vista

Sermones a la clase política – reportaje publicado en Ñ Revista de Cultura 25/9/15 – consultado en http://www.revistaenie.clarin.com/ideas/politica-economia/Loris_Zanatta-entrevista-Sermones-clase-politica_0_1438056189.html

Loris Zanatta – Un papa propenso a abrazar las raíces del populismo latinoamericano 
La Nación – 10/7/2015

Papa Francisco: populismo y desprecio a la clase media – Entrevista en MDZ online, Mendoza 15/5/2016 – consultado en http://www.mdzol.com/nota/672467-papa-francisco-populismo-y-desprecio-a-la-clase-media/

[10] L.Zanatta – Un papa populista – Revista Criterio No. 2024 – consultado en http://www.revistacriterio.com.ar/bloginst_new/2016/04/01/un-papa-populista-2/

[11] Por ejemplo:  J.Garcia Roca  – ¿Qué pueblo? – Iviva Revista de Pensamiento Cristiano – consultado en http://iviva.org/que-pueblo/

S.Paronetto – Lungi da me il proporre un populismo irresponsabile – Il Mulino, 22/5/2016 – consultado en  http://www.rivistailmulino.it/news/newsitem/index/Item/News:NEWS_ITEM:3282

R.Yunes – Los nuevos fariseos atacan a Francisco – Religión Digital Información religiosa de España y el mundo – 4/5/16 – consultado en http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2016/05/04/los-nuevos-fariseos-atacan-a-francisco-iglesia-religion-dios-jesus-papa.shtml

M.Novaro – ¿El Papa quiere ser el jefe de la oposición? – La Nación, 15/6/2016

C.Malamud – La compleja relación de Macri con el populismo papal – Infolatam Información y Análisis de America Latina – 29/5/16 – consultado en http://www.infolatam.com/2016/05/29/la-compleja-relacion-de-macri-con-el-populismo-papal/

[12] L.Zanatta – Sul populismo di Bergoglio: storia, non teologia – Il Mulino 10/1/2016 – consultado en  http://www.rivistailmulino.it/news/newsitem/index/Item/News:NEWS_ITEM:3313

[13] La visita de Hebe al Papa es un cachetazo al gobierno actual – reportaje publicado en Clarín 27/5/16. Este reportaje fue comentado y reproducido en numerosos sitios.

[14] L.A.Romero – Una pulseada que tiene más de política que de fe – Clarín, 2/6/2016

[15] J.Morales Sola – Francisco: “No tengo ningún problema con Macri. Es una persona noble” – La Nación 3/7/2016

[16] J.Blanck – Macri, el Papa y el general de 4 estrellas – Clarín, 22/7/2016

[17] Bianchi, S.: La Iglesia Católica En Los Origenes Del Peronismo, Anuario del IEHS, Tandil, 1990

[18] Ghio, J.M.: La Iglesia Católica en la política argentina – Prometeo Libros, 2007

[19] Verbitsky, H: La Iglesia en La Argentina – Tomo I – De Roca a Peron – Cristo Vence – Sudamericana, 2007

[20] Zanatta, L.: Perón y el mito de la nación católica – Sudamericana, 1999

[21] Romero,L.A.: La Guerra Civil Española y la polarización ideológica y política: la Argentina 1936-1946 – Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura 38 no.2, 2011 Disponible en http://www.scielo.org.co/scielo.php?pid=S0120-24562011000200002&script =sci_arttext#pie1

[22] Caimari, L.: El lugar del Catolicismo en el  Primer Peronismo, Sociedad y  Religión N° 9, 1992

[23] Luna, F.: El 45, Hyspamerica, 1984

[24]  Rant Lesar, A.P.: Relaciones entre la Iglesia y el Estado Argentino (1943-1955) – Cuadernos doctorales de la Facultad de Teología – Universidad de Navarra – Vol. LXIII, n. 4, 2015

[25] Los datos originales están tomados del útil atlas electoral del blog de Andy Tow  (http://www.andytow.com/blog/suscripcion-al-atlas-electoral/)

[26] Los censos nacionales digitalizados se pueden consultar en  http://www.deie.mendoza.gov.ar/tematicas/censos/censos_digitalizados/Censos%20Digitalizados/

 

 

Anuncios