NO ES CASUALIDAD

Arturo_Perez-ReverteArturo Pérez Reverte[1] es uno de mis autores favoritos. Corresponsal de guerra durante más de veinte años, cubrió infinidad de conflictos para medios españoles, incluyendo la guerra de las Malvinas. Las atrocidades que vio durante esos tiempos,  volcadas en libros  como Territorio Comanche y El pintor de batallas, le dieron una visión particularmente crítica de la realidad.

Dedicado después a la literatura, escribió gran número de novelas exitosas como El club DumasLa tabla de Flandes, La reina del sur,  la serie del Capitán Alatriste y otras muchas.

Sin pelos en la lengua, la crudeza de sus opiniones le ha ganado  no pocos enemigos. Sin embargo, su obra ha merecido su incorporación a la Academia de la Lengua e innumerables distinciones, le ha ganado un público fiel y lo ha llevado a ser quizás el autor en español más leído de los últimos años.

Muchas de sus novelas tienen un trasfondo histórico, lo que aprovecha para hacer una durísima crítica de aspectos negativos del  carácter español, algunos de ellos desgraciadamente heredados por los países hispanoamericanos. En sus columnas periodísticas[2], que desde hace más de 20 años publica con el título de Patente de Corso, también critica ácida e incisivamente la realidad actual y del pasado.

Uno de los temas recurrentes en su obra es la lucha entre el conocimiento y la ignorancia, entre la ilustración y el oscurantismo, al que culpa en gran medida de la decadencia de España, que alguna vez fuera la nación más poderosa de Europa.

Hace menos de un mes que se publicó su última novela, titulada Hombres Buenos. Dice un crítico que esta novela es “un canto a la razón y la ilustración” [3]. Otro crítico la califica como “…la más ‘revertiana’ de sus novelas…”  por ocuparse “…del debate entre la razón y los prejuicios, entre los hombres de ciencia y progreso y quienes defienden las tradiciones solo por el hecho de serlo…”[4].  Por supuesto, en ese debate, siempre presente en sus libros, Pérez Reverte está del lado de la razón, los hombres de ciencia y el progreso.

Recientemente La Nación publicó un reportaje a Pérez Reverte con motivo de la aparición de esta novela[5]. Una frase del diálogo da título a la nota: “La cultura es el antídoto contra la barbarie” y Pérez Reverte también afirma que “Sin pueblos educados que sean capaces de debatir y de escuchar al otro no vamos a ninguna parte.”

20140526194013Aunque a mi las frases que más me impresionaron son aquellas en que dice: “Al demagogo no le interesa educar. A los analfabetos, cuanto más fútbol televisado les des, más atrapados los vas a tener.”

Cualquier coincidencia con la realidad argentina no es casualidad


[1] http://www.perezreverte.com/ , http://es.wikipedia.org/wiki/Arturo_Pérez-Reverte

[2] Gran parte de ellas han sido volcados en varios libros. También se pueden leer en http://arturoperez-reverte.blogspot.com.ar/

[3] http://www.libertaddigital.com/cultura/libros/2015-03-18/hombres-buenos-la-ultima-novela-de-arturo-perez-reverte-1276543440/

[4] http://www.elcorreo.com/bizkaia/culturas/libros/201503/14/hombres-buenos-arturo-perez-20150312202210.html

[5] http://www.lanacion.com.ar/1776426-arturo-perez-reverte-la-cultura-es-el-antidoto-contra-la-barbarie

Anuncios